Segundas partes pueden ser muy buenas

Suena la alarma. De nuevo la melodía implacable que pone en marcha la rutina. Cinco minutos más, diez, y ¡a correr! La túnica planchada y colgada cerca de la cama desde anoche. Una mezcla de ansiedad y sueño toman el control de los sentidos, el aroma a pan tostado y café con leche son la antesala para lo inevitable: la vuelta a clases. ¿Dejavú? Revisada a la mochila antes de salir; los dientes cepillados, blancosSigue leyendo “Segundas partes pueden ser muy buenas”

Algo más que un efecto colateral

Morir por causa del pandémico coronavirus podría catalogarse de hecho fortuito, pero morir por el hecho de ser mujer, lejos de ser un azaroso destino, es la consecuencia de la desigualdad de género que actúa desde las bases fundacionales de las relaciones humanas, y cuyo desenlace más trágico lo protagonizan los femicidios.  En los últimos días,Sigue leyendo “Algo más que un efecto colateral”

La educación encuarentenada: ¿un año perdido?

El confinamiento obliga a los alumnos a ausentarse físicamente de los centros educativos. Las familias adquieren otra dimensión en los aprendizajes de sus hijos, pero no todas cuentan con las mismas herramientas para ese rol; los docentes ponen a prueba su capacidad de adaptabilidad y de atención a la diversidad. Mientras tanto, llevamos casi dosSigue leyendo “La educación encuarentenada: ¿un año perdido?”