Una verdadera barriada

detintalimón

Las ramas crujen y las llamas van ganando altura. En medio de un gran barullo, una improvisada poda vecinal viene arrasando con los árboles más bajos. Un intenso olor a madera quemada es la señal. El fuego invita a los vecinos a encontrarse en las esquinas para ponerse al día con lo ya vivido y soñar con lo que vendrá. Este barrio brilla con luz propia.

Su nombre es un homenaje al primer obispo del país. Si bien es un Estado laico, ese detalle parece no haber impedido los honores; por el contrario, es motivo de orgullo para los católicos de la zona, que llenan cada misa dominical de la Parroquia San Antonino.

Aquí nacieron y crecieron reconocidos artistas nacionales, como el poeta Líber Falco, quien corría entre sus “ranchos de lata por fuera y por dentro de madera”, intentando alcanzar a esa “luna blanca, luna de Jacinto Vera”.

Hoy…

Ver la entrada original 843 palabras más

Publicado por Gabriela Vecchio

Soy Gabriela Vecchio: compañera de vida, hija, hermana, tía, amiga. Estudié magisterio y ciencias de la comunicacion, me gradué en ambas disciplinas y en este momento de mi vida la escritura emergió como muestra de mi más auténtica versión. La labor docente me ha permitido desarrollar 20 años de experiencia en el ámbito de la educación de niños y niñas, logrando reconocer sus dificultades y potenciar sus fortalezas. Comparto con ustedes este espacio de reflexión e intercambio y, al mismo tiempo, desarrollo mi pasión por escribir y comunicar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: